PROVERBIOS 10-13

PROVERBIOS 10

1 Proverbios de Salomón. Un hijo sabio es la alegría de su padre, pero un hijo necio es la aflicción de su madre.

PROVERBIOS 10.12 Tesoros mal adquiridos no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte.

3 El Señor no deja que el justo sufra hambre, pero rechaza la avidez de los malvados.

4 La mano indolente empobrece, pero el brazo laborioso enriquece.

5 El que junta en verano es un hombre precavido, el que duerme en la cosecha es despreciable.

6 Las bendiciones descienden sobre el justo, la boca de los malvados encubre la violencia.

7 La memoria del justo es bendecida, pero el nombre de los malvados se pudrirá.

8 El de corazón sabio acepta los mandamientos, pero el de labios necios va a la perdición.

9 El que camina con integridad camina seguro, el que sigue caminos tortuosos será descubierto.

PROVERBIOS 10.910 El que guiña el ojo hace sufrir, el que reprende con franqueza da tranquilidad.

11 La boca del justo es una fuente de vida, pero la de los malvados encubre la violencia.

12 El odio provoca altercados, pero el amor cubre todas las faltas.

13 En labios del inteligente se encuentra la sabiduría, y la vara es para las espaldas del insensato.

14 Los sabios atesoran la ciencia, pero la boca del necio es una ruina inminente.

15 La fortuna del rico es su plaza fuerte, la pobreza de los débiles es su ruina.

16 El salario del justo lleva a la vida, la renta del impío, al pecado.

17 El que respeta la instrucción camina hacia la vida, pero el que rechaza la reprensión se extravía.

18 El que disimula su odio tiene labios mentirosos, y el que levanta una calumnia es un necio.

19 Donde abundan las palabras nunca falta el pecado, el que refrena sus labios es un hombre precavido.

20 Plata acrisolada es la lengua del justo, el corazón de los malvados no vale gran cosa.

21 Los labios del justo sustentan a muchos, pero los necios mueren por falta de sensatez.

22 La bendición del Señor es la que enriquece, y nada le añade nuestro esfuerzo.

23 Cometer una infamia es una diversión para el insensato, y lo mismo es la sabiduría para el hombre inteligente.

24 Al malvado le sucederá lo que teme, y a los justos se les dará lo que desean.

25 Pasa la tormenta, y ya no existe el malvado, pero el justo tiene cimientos eternos.

26 Como vinagre para los dientes y humo para los ojos, así es el perezoso para el que le da un encargo.

27 El temor del Señor acrecienta los días, pero los años de los malvados serán acortados.

28 La esperanza de los justos es alegre, pero la expectativa de los malvados se desvanecerá.

29 El camino del Señor es refugio para el hombre íntegro y ruina para los que hacen el mal.

30 El justo no vacilará jamás, pero los malvados no habitarán la tierra.

31 De la boca del justo brota la sabiduría, pero la lengua perversa será extirpada.

32 Los labios del justo destilan benevolencia, y la boca de los malvados, perversidad.

PROVERBIOS 11

1 El Señor aborrece las balanzas falseadas, pero le agradan las pesas exactas.

2 Junto con la arrogancia llega la ignominia, pero la sabiduría está con los humildes.

3 La integridad guía a los hombres rectos, pero la perversidad arruina a los traidores.

4 La fortuna no sirve de nada en el día de la ira, pero la justicia libra de la muerte.

5 La justicia del hombre íntegro allana su camino, pero el malvado cae por su maldad.

6 La justicia libra a los hombres rectos, pero los traidores quedan atrapados por su avidez.

7 Cuando muere el malvado, se desvanece toda esperanza y se esfuma la confianza puesta en las riquezas.

8 El justo es librado del peligro y en lugar de él cae el malvado.

9 El impío arruina al prójimo con su boca, pero los justos se salvan por su experiencia.

PROVERBIOS 11.910 Cuando los justos son felices, se alegra la ciudad, cuando perecen los malvados, se oyen gritos de alegría.

11 Con la bendición de los hombres rectos se levanta una ciudad, la boca de los malvados la destruye.

12 El que desprecia a su prójimo es un insensato, y el hombre inteligente sabe callar.

13 El chismoso revela los secretos, pero el hombre fiel guarda la debida reserva.

14 Por falta de gobierno un pueblo se hunde, pero se salva si hay muchos hombres de consejo.

15 El que sale fiador de otro la pasa muy mal, el que evita las fianzas está seguro.

16 Una mujer agraciada obtiene la gloria, y los audaces obtienen la riqueza.

17 El hombre fiel se hace bien a sí mismo, pero el cruel atormenta su propia carne.

18 El malvado obtiene un salario engañoso, y el que siembra justicia, una recompensa segura.

19 Así como la justicia conduce a la vida, el que va detrás del mal camina hacia la muerte.

20 Los corazones tortuosos son abominables para el Señor, pero los que caminan con integridad gozan de su favor.

21 Tarde o temprano, el malo no quedará impune, pero la descendencia de los justos se salvará.

22 Anillo de oro en la trompa de un cerdo es la mujer hermosa pero falta de juicio.

23 Los justos no desean más que el bien, y los malvados sólo pueden esperar el furor.

24 Uno da generosamente y acrecienta su haber, otro ahorra más de la cuenta y acaba en la indigencia.

25 El hombre generoso prosperará, y al que da de beber le saciarán la sed.

26 El pueblo maldice al que acapara el trigo, pero cubre de bendiciones al que lo vende.

27 El que busca ardientemente el bien se gana el favor, pero al que busca el mal, el mal lo alcanzará.

28 El que confía en su riqueza se marchita, pero los justos crecerán como el follaje.

29 El que perturba su propia casa heredará viento, y el necio será esclavo del sabio.

30 El fruto de la justicia es árbol de vida, y el sabio cautiva los corazones.

31 Si el justo es retribuido en la tierra, ¡cuánto más el malvado y el pecador!

PROVERBIOS 12

1 El que ama la corrección, ama la ciencia, y el que detesta la reprensión se embrutece.

2 El hombre de bien obtiene el favor del Señor, pero el Señor condena al malicioso.

3 Nadie se afianza por medio de la maldad, pero la raíz de los justos será inconmovible.

4 Una mujer perfecta es la corona de su marido, la desvergonzada es como caries en sus huesos.

5 Los proyectos de los justos son rectos, las maquinaciones de los malvados no son más que engaño.

6 Las palabras de los malvados son emboscadas sangrientas, pero a los hombres rectos los libra su propia boca.

7 Apenas derribados, los malvados no existen más, pero la casa de los justos se mantiene en pie.

8 A un hombre se lo alaba por su buen juicio, pero el de corazón falso cae en la ignominia.

9 Más vale hombre sencillo que se basta a sí mismo, que jactancioso al que le falta el pan.

10 El justo provee a las necesidades de su ganado, pero las entrañas de los malvados son crueles.

11 El que cultiva su tierra se saciará de pan, pero el que persigue quimeras es un insensato.

12 El malvado codicia la presa de los impíos, pero la raíz de los justos está bien afianzada.

13 En el pecado de los labios hay una trampa funesta, pero el justo escapa del peligro.

14 El hombre se sacia con el fruto de sus palabras, y cada uno recibe el salario de su trabajo.

15 Al necio le parece que su camino es recto, pero el sabio escucha un consejo.

16 El necio manifiesta en seguida su disgusto pero el hombre prudente disimula una afrenta.

17 El que dice la verdad declara lo que es justo, pero el testigo falso es un impostor.

18 El charlatán corta como una espada, pero la lengua de los sabios es un remedio.

19 Los labios veraces permanecen para siempre, pero la lengua mentirosa, sólo por un instante.

20 Hay engaño en el corazón de los que traman el mal, y alegría para los que dan consejos saludables.

21 Al justo no le pasará nada malo, pero los malvados están llenos de desgracias.

22 Los labios mentirosos son abominables para el Señor, pero los que practican la verdad gozan de su favor.

23 El hombre prudente disimula lo que sabe, pero el corazón de los necios proclama su insensatez.

24 La mano laboriosa dominará, la indolente pagará tributo.

25 La inquietud deprime el corazón del hombre, pero una buena palabra lo reconforta.

PROVERBIOS 12.2526 El justo aventaja a los demás, pero a los malvados los extravía su conducta.

27 El indolente no tiene presa de caza para asar, y el bien más preciado es un hombre laborioso.

28 En el sendero de la justicia está la vida, y el camino que ella sigue no lleva a la muerte.

PROVERBIOS 13

1 Un hijo sabio ama la corrección, pero el insolente no escucha el reproche.

2 El hombre comerá del fruto de sus palabras, pero los traidores están ávidos de violencia.

3 El que vigila su boca protege su vida, el que abre demasiado sus labios acaba en la ruina.

4 El perezoso codicia y su deseo es vano, pero el deseo de los laboriosos será colmado.

5 El justo detesta la mentira, pero el malvado causa vergüenza y confusión.

6 La justicia preserva al que camina con integridad, pero la maldad arruina al pecador.

7 Hay quien presume de rico y no tiene nada, y hay quien se hace el pobre y posee grandes bienes.

8 La riqueza es una garantía para la vida de un hombre, pero el pobre no escucha amenazas,

9 La luz de los justos resplandece, pero la lámpara de los malvados se extingue.

10 El fatuo provoca discordias con su presunción, y la sabiduría está con los que se dejan aconsejar.

11 La riqueza adquirida de golpe no dura, pero el que junta poco a poco, la acrecienta.

12 La esperanza diferida enferma el corazón, el deseo colmado es un árbol de vida.

13 El que desprecia la palabra se perderá, pero el que respeta los mandamientos será recompensado.

14 La enseñanza del sabio es fuente de vida, para apartarse de las trampas de la muerte.

15 El buen juicio se gana el favor, pero los traidores caminan hacia su ruina.

16 El hombre prudente sabe bien lo que hace, pero el necio va ostentando su insensatez.

17 Un mal emisario hunde en la desgracia, pero un enviado fiel devuelve la salud.

18 Miseria e ignominia para el que desecha la corrección, el que tiene en cuenta una advertencia será honrado.

19 Deseo cumplido es deleite para el alma, apartarse del mal es una abominación para los necios.

20 Acude a los sabios, y te harás sabio, pero el que frecuenta a los necios se echa a perder.

21 El mal persigue a los pecadores, y el bien recompensa a los justos.

22 El hombre de bien deja una herencia a los hijos de sus hijos, pero la fortuna del pecador está reservada para el justo.

23 El surco de los pobres da comida en abundancia, pero hay quien se pierde por falta de justicia.

24 El que mezquina la vara odia a su hijo, el que lo ama se esmera por corregirlo.

proverbios-13-2425 El justo come hasta saciarse, pero el estómago de los malvados está vacío.

Anuncios

Publicado el 14 agosto, 2015 en Sin categoría y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: